Editorial

ISSN: 2007-5316

Editorial

Editorial

Abstract

Los mensajes de las precampañas inundan los medios -analógicos y digitales- presagiando la tormenta política que se avizora. Golpes bajos, denostación e infundios que dan cuenta, una vez más, del deplorable nivel de discusión que exhibe la mayoría de los y las pretendientes a puestos de elección popular. Abunda también la información distorsionada, tergiversada o trucada que, bajo el amparo del anonimato, circula libremente generando desinformación y provocando hastío en el electorado. ¿Es esto lo único que vamos a ver durante estas campañas electorales? ¿Podemos esperar otra cosa de partidos, coaliciones y candidatos independientes ante un panorama en el que prolifera la corrupción, se incrementa la devastación del territorio, aumentan el feminicidio, la migración y la desaparición forzada de personas? ¿Es esto lo que estamos dispuestos a exigir cuando la problemática interna plantea retos que parecen ir en aumento: inseguridad, creciente desigualdad, deficientes oportunidades de educación y empleo, por mencionar solo algunos? ¿Cuando el peso mexicano se fragiliza y crece la tensión en las relaciones bilaterales con el vecino del norte?

Comentarios